Conceptualización de abocar y avocar

Luis Felipe Rojas

Palabras Claves:

Definición de Abocar y Avocar; Diferencia entre ambas acepciones; Legislación respecto de la Avocación; Jurisprudencia respecto de la Avocación.

Definición:

La palabra “abocar” proviene de boca, significando entre otras acepciones 1:

1. Como verbo transitivo “Asir con la boca”;

2. Igualmente significa “Verter el contenido de un cántaro, costal, etc., entre otros. Se usa propiamente cuando para ello se aproximan las bocas de ambos”;

3. También se entiende en forma pronominal como “Juntarse de concierto una o más personas con otra u otras para tratar un negocio”; o

4. Como “Desembocar, ir a parar”.

Se solía usar como un uso pronominal que en España se empleaba con la preposición con y en América con la preposición a, en el significado de la tercera acepción dada en el párrafo anterior. No obstante, esta acepción posee una subacepción que es “descubrir o vistar súbitamente una cosa, tenerla de pronto ante los ojos; enfrentarse con ella, en sentido propio o figurado. Usase a veces con pronombres relexivos de dativo”2.

Por otro lado, “avocar” proviene del latín advocare, con el sentido de convocar, siendo la palabra que le dio origen en castellano a abogado. Éste término se encuentra definido entre sus diferentes acepciones como “Atraer o llamar a sí un juez o tribunal superior, sin que medie apelación, la causa que se estaba litigando debía litigarse ante otro inferior”3.

 1 Diccionario de la Lengua Española, RAE. Edición 23, año 2014.

2 María Josefina Tejera “Abocar por Avocar: una confusión que llega a nuestras leyes”. Revista de la Facultad de Ciencias Jurídicas y Políticas. Universidad Central de Venezuela. Caracas, 1992, N° 84, p.470

3 Diccionario de la Lengua Española, RAE. Edición 23, año 2014.

Diferencia entre avocar y abocar:

Por lo tanto, avocar a diferencia de abocar, es siempre transitivo, sin uso pronominal o reflexivo; se trata de algo de paso, de traslado de una causa de un tribunal inferior a otro superior cuando éste lo reclama -avocar-.

Con el presente análisis, pretendemos dejar en claro dentro del gremio jurídico, el modo correcto de utilización de estas palabras.

“Abocar”, como el proceso de pensar y conocer una causa o de ponerse de acuerdo el tribunal (si es colegiado), debe ser empleada de manera pronominal con la preposición a por delante;

“Avocar”, será sin proposición y se entenderá como reclamar la causa o “Atraer o llamar a sí un juez o tribunal superior, sin que medie apelación, la causa que se estaba litigando debía litigarse ante otro inferior”, ya que se trata de un sustantivo, que puede ser usado pasivamente con se, (ej. se avocaron, lo que es igual a fueron avocadas). Por lo tanto, se puede decir que un tribunal avoca una causa para abocarse a la misma.

 Legislación respecto de la Avocación:

Nuestra legislación establece la figura de la avocación en la ley 834 de 1978, artículos 17 y 18, concerniente a la Impugnación (Le Contredit), que corresponde cuando el juez se pronuncia sobre la competencia sin estatuir sobre el fondo del litigio, su decisión solo puede ser atacada por dicha vía recursiva:

Art. 17.- Cuando la corte es jurisdicción de apelación respecto de la jurisdicción que ella estima competente, puede avocar al fondo si estima de buena justicia dar al asunto una solución definitiva, después de haber ordenado ella misma, una medida de instrucción, en caso necesario.

Art. 18.- Cuando ella decide avocar la corte invita a las partes, si fuere necesario, por carta certificada con acuse de recibo, a constituir abogado en el plazo que fije, si las reglas aplicables a la apelación de las decisiones rendidas por la jurisdicción de la cual emane la sentencia recurrida por la vía de la impugnación (le contredit) imponen esta constitución.

De igual manera, nuestro Código de Procedimiento Civil Dominicano contempla la avocación en su artículo 473, referente a la Apelación, estableciendo:

Art. 473.- Cuando haya apelación de sentencia interlocutoria, si ésta se revoca y el pleito se hallare en estado de recibir sentencia definitiva, los Tribunales que conozcan de la apelación podrán a la vez y por un solo fallo resolver el fondo. Podrán también hacerlo, cuando por nulidad de procedimiento u otra causa, revoquen las sentencias definitivas del inferior.

En este sentido, podemos constatar que la avocación puede ser aplicada en dos contextos diferentes: a) Cuando un juez a-quo se pronuncia sobre la competencia sin estatuir sobre el fondo del litigio, la jurisdicción de apelación apoderada del recurso de impugnación estima que es competente, puede avocar al fondo para dar al asunto una solución definitiva; b) cuando el juez A-quo emite una sentencia interlocutoria, los tribunales que conozcan de la apelación revocan dicha sentencia y el pleito se hallare en estado de recibir sentencia definitiva, podrán a la vez y por un solo fallo resolver el fondo.

Jurisprudencia respecto de la Avocación:

El primer caso corresponde a una sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia,4 la cual correspondió a que la “decisión apelada se limita a declarar de oficio inadmisible la demanda en cobro de pesos en primera instancia, la parte demandada concluyó al fondo, y en la jurisdicción de segundo grado ambas partes así lo hicieron”.

En este tenor, la jurisdicción de apelación pudo apreciar la procedencia de avocar el conocimiento de la demanda original por reunirse los requisitos establecidos por el legislador en el artículo 473 del Código de Procedimiento Civil, en razón de que:

1. La sentencia de primer grado fue revocada;

2. Esta Sala de la Corte es jurisdicción de apelación del tribunal competente para conocer la demanda original;

 3. El recurso de apelación que nos ocupa fue interpuesto antes de la decisión sobre el fondo que por demás aún no ha sido fallado;

4. La demanda original se encuentra en estado de recibir fallo, en razón de que una de las partes concluyó al fondo ante el tribunal de primer grado, según se comprueba de la lectura de la misma sentencia;

 5. Tanto la revocación de la sentencia apelada como el fondo de la demanda original serán resueltos por una misma sentencia” (sic);

La sentencia de primera instancia declaró inadmisible de oficio la demanda en cobro de pesos “por no haber aportado el acto introductivo ni documento de la demanda”, era definitiva sobre el incidente; en consecuencia, los tribunales, en apelación, podrán también hacerlo (avocar el fondo) cuando por nulidad de procedimiento u otra causa, revoquen las sentencias definitivas del inferior, disposición que se refiere, precisamente, a los casos de revocación de sentencias de un incidente.

4 Sentencia No. 10, de fecha 26 de junio del 2013, boletín judicial No.1231.

El segundo caso corresponde a una sentencia emitida por la Suprema Corte de Justicia,5 la cual correspondió a que la “sentencia apelada sometida al escrutinio de la corte a-qua, decidió el fondo de la demandada original en liquidación de astreinte y validez de embargo retentivo”;

Nuestro más alto tribunal en sentencia descrita precedentemente establece “que la segunda parte del artículo 473, donde se expresa que los tribunales, en apelación, podrán… avocar el fondo, “cuando por nulidad de procedimiento u otra causa, revoquen las sentencias definitivas del inferior”, dicha disposición, se refiere, a los casos de revocación de sentencias definitivas sobre un incidente”;

En este sentido, “como resulta de las disposiciones del referido artículo 473, al tenor de jurisprudencia ya reiterada al respecto, la facultad de avocación otorgada a los tribunales de alzada está sujeta a la concurrencia “sine qua nom” de que la sentencia apelada haya estatuido sobre un incidente, sea mediante una sentencia interlocutoria, sea por medio de un fallo definitivo respecto del incidente, sin decidir sobre el fondo”;

En consecuencia, “la corte a-qua no podía avocar al conocimiento del fondo de la demanda en liquidación de astreinte y validez de embargo retentivo, debido a que, no se trata de una sentencia interlocutoria o un fallo definitivo respecto de un incidente”, sino, de una sentencia que otorgó solución definitiva al caso en cuestión y que en virtud del efecto devolutivo del recurso de apelación, debió estatuir nuevamente sobre la demanda original.

5 Sentencia No. 8, de fecha 13 de noviembre del 2013, boletín judicial No.1235.