Naturaleza de las fianzas

Claudia Heredia

La propia ley regulatoria No. 146-02 Sobre Seguros y Fianzas, en su Artículo 1, Literal w), nos define el Contrato de Fianza: “ES AQUEL DE CARÁCTER ACCESORIO POR EL CUAL UNA DE LAS PARTES (AFIANZADOR), MEDIANTE EL COBRO DE UNA SUMA ESTIPULADA (HONORARIOS) SE HACE RESPONSABLE FRENTE A UN TERCERO (BENEFICIARIO) POR EL INCUMPLIMIENTO DE UNA OBLIGACION O ACTUACION DE LA SEGUNDA PARTE (AFIANZADO) SEGÚN LAS CONDICIONES PREVISTAS EN EL CONTRATO SUSCRITO ENTRE LAS PARTES”, luego en la Sección V, De las Fianzas, en sus artículos 63 al 70 nos trata las generalidades de este contrato. Además en su Artículo 40, Literal b), que dicho contrato es Tripartito, Oneroso, de Buena Fe, de Derecho Estricto y Accesorio.

De la definición, se deben tomar en cuenta diferencias sustanciales en cuanto al contrato de seguros, cuatro diferencias son:

Leer más…

Interés Judicial

Fernando Langa

Por Fernando Langa  y Gilda Rivas

Podemos definir el INTERES como la suma de dinero debida al acreedor como reparación del daño causado por el incumplimiento o cumplimiento tardío de una obligación; es LEGAL cuando la tasa se fija por la ley; es JUDICIAL los que se adeudan a partir de la interposición de la demanda o desde una intimación previa; es COMPENSATORIO destinado a reparar el perjuicio resultante del incumplimiento definitivo de una obligación o de su cumplimiento defectuoso; es MORATORIO destinado a reparar el perjuicio resultante de la mora en el cumplimiento de una obligación.

En la responsabilidad civil contractual procede la condenación de daños y perjuicios con motivo de la falta de cumplimiento de la obligación o por causa de su retraso en llevarla a cabo1; de igual manera, las obligaciones que se limitan al pago de cierta cantidad, los daños y perjuicios que resultaren del retraso en el cumplimiento, no consisten nunca sino en la condenación a los intereses señalados por la ley2.

Leer más…

La acción en responsabilidad civil tiene por finalidad principal la reparación de una daño, y se encuentra edificada principalmente en el Código Civil dominicano en sus artículos 1382 y siguientes, lo cual se complementa en gran manera por las disposiciones jurisprudenciales dictada al respecto.

Por su parte la jurisprudencia ha determinado para la responsabilidad civil, tres requisitos comunes a todos los órdenes de responsabilidad, y estos son:

  1. La falta;

  2. El perjuicio; y

  3. La relación de causa a efecto entre los dos anteriores.

  éste aspecto un tema con tantas aristas, nos limitaremos a definir los conceptos indicados en el párrafo anterior.

La falta definida por nuestra Suprema Corte de Justicia como “un error de conducta, que no habría sido cometido por una persona normal, en igualdad de condiciones exteriores; que asimismo, la falta se define como un acto contrario a derecho (…)”1, podríamos concluir que se trata de un incumplimiento de una obligación preexistente contraria al derecho de otro, lo cual puede resultar de un contrato o de la ley misma.2

Leer más…