Para adentrarnos en el tema de referencia, debemos establecer la norma que regula la Prueba en nuestro ordenamiento jurídico:

“Art. 1315: El que reclama la ejecución de una obligación, debe de probarla. Recíprocamente, el que pretende estar libre, debe justificar el pago o hecho que ha producido la extinción de la obligación”

En este sentido colegimos que la regla del “Onus Provandi” no solo permite establecer como se distribuye el peso que tienen las partes de activar las fuentes de prueba que demuestren los hechos presentados de una manera convincente en el proceso, sino, determinar a quien se le imputarán las consecuencias perjudiciales de la ineficiente o inexistente producción de prueba.

Leer más…

La doctrina ha definido la obligación como el vínculo de derecho por el cual una o varias personas determinadas están obligadas a dar, hacer o no hacer algo respecto de otra, en virtud de un contrato, cuasicontrato, delito, cuasidelito o ley.

La responsabilidad civil supone un daño, un perjuicio y por ende, una persona que sufre, es decir una víctima, la cual exigirá ser reparada. De lo cual se deduce entonces que la responsabilidad civil es la obligación que tiene una persona de reparar el daño causado a otro, siempre que, en principio haya cometido una falta. Cuando hacemos un planteamiento de responsabilidad civil en el área de la medicina, es preciso hacer una distinción sobre la obligación que asume el médico, es decir, determinar si es una obligación de medios o una obligación de resultados.

Leer más…

El Arbitraje en Materia de Seguros

Marina Herrera

“DEL ARBITRAJE Y LA CONCILIACION EN MATERIA DE SEGUROS Y FIANZAS”.

El arbitraje responde a situaciones en que las partes enfrentadas no se ponen de acuerdo en la solución más adecuada y deciden encomendar a un tercero la solución de la divergencia, comprometiéndose a cumplir la resolución que este dicte en forma de laudo arbitral. Las partes opuestas que toman parte en un arbitraje lo hacen de forma libre, expresa y voluntaria.

El Art. 105 de la Ley 146-02, sobre Seguros y Fianzas de la República Dominicana, dispone: “La evaluación previa de las pérdidas y daños y la solución de cualquiera otra diferencia relativa a la póliza por medio de un Arbitraje, es indispensable en caso de desacuerdo entre el asegurado y la compañía, mientras no haya tenido lugar, el asegurado no puede incoar ninguna acción judicial contra la aseguradora, como consecuencia de la expedición de la póliza”.

Leer más…